Origen y Concepto Moderno de Mindfulness

“Estar atento a lo que pasa, ante cómo pasa y ante cómo nos sentimos cuando pasa”

    Buda

 

La traducción de mindfulness al castellano es atención plena o conciencia plena. Prestar atención y ser consciente de algo son cualidades inherentes del ser humano, al igual que perderse en sus pensamientos “rumiando” los problemas una y otra vez, divagar con pensamientos errantes, inconexos, sin sentido, que van y vienen a su antojo sin ser invitados conscientemente etc.

 

El cultivo de la atención plena y la toma de conciencia hunden sus raíces en antiguas prácticas orientales datadas hace miles de años, como la meditación y el yoga cuya práctica se efectuaba en el ámbito de filosofías o religiones como el hinduismo, el budismo y el zen. La meditación Vipasanna, por ejemplo, es una de las más antiguas del hinduismo. Su significado es “ver las cosas como son”. 

 

Hace muchas décadas que la meditación, el yoga  y otras disciplinas orientales se introdujeron en occidente. Pero no fue hasta finales de los años setenta del siglo pasado que un biólogo, profesor emérito de la Universidad de Massachussetts, y practicante de diversos tipos de meditación clásicas, llamado Jon Kabat-Zinn comenzó a investigar en el ámbito universitario con un enfoque científico desprovisto de cualquier connotación filosófica o religiosa asociada a las antiguas prácticas meditativas. 

 

Desde entonces, mindfulness ha evolucionado y se ha desarrollado ampliamente hasta el punto tener una presencia generalizada en el ámbito de la investigación universitaria y de la atención sanitaria así como en la vida cotidiana de infinidad de persona que buscan serenidad, claridad mental y bienestar en sus vidas.

 

Una definición sencilla de mindfulness establecida por Jon Kabat indica que se trata de “prestar atención de manera intencional al momento presente, sin juzgar”.

 

MIndfulness es tanto una habilidad como una actitud hacia la vida. Una actitud atenta para ser más consciente.

 

Al practicar mindfulness, con el objetivo de tomar conciencia de lo que es en cada momento, simplemente prestamos atención de forma objetiva, libre de condicionamientos, a cómo se desarrolla la experiencia momento a momento. Observamos:

  • Lo que ocurre en nuestro interior; sensaciones corporales, pensamientos y emociones.

  • Lo que ocurre en nuestro entorno, cómo lo percibimos a través de los sentidos, cómo  lo interpretamos y cómo afecta esto a nuestro mundo interior. 

  • Como actuamos; reaccionando automática e inconscientemente o respondiendo conscientemente a lo que acontece. 

 

Para tomar conciencia de nuestra experiencia la observación ha de ser “pura”, sin intentar cambiar nada, sin dejarnos influir por lo que preferimos o rechazamos, por nuestros prejuicios, interpretaciones, proyecciones y expectativas. Sin juzgar. Simplemente prestamos atención objetiva con la curiosidad de un niño que observa por primera vez algo. 

 

Este tipo de atención permite desarrollar una mayor conciencia, claridad y aceptación de la realidad del momento presente.

 

Mindfulness es una actitud abierta, compasiva hacia tu experiencia interna, que crea una saludable distancia entre tú y tus pensamientos y emociones. Dándote espacio para elegir cómo responder a ellos. Con mindfulness, aprendes cómo sentarte pacíficamente con tus pensamientos y tus emociones en el momento presente, creando una calma interior que ayuda a apaciguar el estrés, evitar reacciones impulsivas e inconscientes y a darte espacio y tiempo para ser consciente y responder con ecuanimidad a lo que sucede en cada momento.